Tuny Sport, el atún con L-carnitina

Me queda claro que los mercadólogos ya no saben qué inventar. Hoy llegando al gimnasio me llamó la atención este letrero enorme anunciando un nuevo atún enriquecido con vitaminas y minerales, bajo en sodio y con L-carnitina, lo que me pareció una ridiculez.

¿Por qué le quisieron añadir L-carnitina? Supongo que porque es de los suplementos más conocidos en el deporte y la gente lo iba a reconocer fácilmente, sin embargo, ya está bien documentado que no es necesaria la suplementación de L-carnitina en personas que llevan una alimentación omnívora equilibrada (aquellos que se alimentan tanto de animales como de plantas).

¿Por qué me pareció una ridiculez?

  1. No porque Tuny sacó un atún con L-carnitina significa que en realidad necesitemos más L-carnitina. Su deficiencia es infrecuente y normalmente asociada a trastornos metabólicos genéticos y a pacientes veganos que no están supervisados (los cuales evidentemente no van a consumir este atún).
  2. Porque la L-carnitina NO es una sustancia esencial, es decir, cuando la necesitamos el mismo cuerpo la fabrica a partir de aminoácidos (uno de ellos sí esencial), algunas vitaminas hidrosolubles y hierro.
  3. Porque más L-carnitina no va a hacer que el cuerpo funcione mejor o más rápido. La L-carnitina es necesaria para incorporar ácidos grasos en la mitocondria de la célula con el fin de romperlos y obtener energía en forma de ATP (energía). Entonces, ¿si tomo más L-carnitina “quemaré” más grasa? Pues lo más probable es que no, ya que los procesos metabólicos tienen su ritmo y dependen de múltiples factores más allá de la sobre-incorporación de una sustancia aunque sea indispensable para llevarlos a cabo.

En fin, más allá de su engañosa estrategia mercadológica, ¿este atún resulta una buena opción?

En mi opinión, sí aunque no la mejor porque:

  1. Por su empaque resulta un aliado perfecto para las prisas y es una manera nutritiva de sacarnos de apuros.
  2. Es una buena fuente de proteína (21.3 g de proteína por empaque = 3 poas).
  3. Es muy bajo en grasas saturadas (0.6 g por empaque).
  4. Es bajo en sodio (129 mg en todo el empaque).
  5. Lo no tan bueno es que tiene soya.

Peeero, no es el único atún que cumple con estas características, ya hay otras marcas u otras versiones de la misma marca que también son bajos en sodio (<140 mg), y si lo eliges en agua, tenlo por seguro que siempre será bajo en grasa #eligelomejor

Compártelo  
Categorías: Despensa inteligente, Tips

1 comentario

  1. Dulce González
    26 Julio, 2017

    Súper interesante.
    Eres la mejor. 💙 #elige nutrición

    Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *