Consejos para prevenir y combatir el exceso de estrés o burnout

Hace un par de semanas me sentía fatal porque se me acumuló muchísimo trabajo, amo mi trabajo, pero por lo mismo a veces me cuesta mucho decir que no y termino trabajando mucho más de 12 horas al día, contestando whatsapps y mails a las 12 de la noche y los domingos, dándome apenas 20 minutos para comer y sin poder ir al gimnasio o salir con mis amigas.

Entre el cansancio, el insomnio, el dolor de cabeza, la presión y que mi novio lleva 2 meses fuera de México, pensé que iba a reventar, así que después de llorar (jeje), decidí darme un break el domingo para dedicarme a descansar, a leer, hacer yoga y escuchar los consejos de mis amigos y familia.

El lunes siguiente implementé estos pasos y no sabes lo bien que me siento 2 semanas después. Si estás pasando por algo similar, espero que estos consejos te sean de gran utilidad:

  1. Desconéctate un día a la semana

¡D-E-S-C-O-N-E-C-T-A-T-E! Lo leemos por todos lados y nomás no lo hacemos. ¿Por qué? A veces por FOMO (Fear Of Missing Out), por miedo a que se vayan las oportunidades porque no estás al pie del cañón, porque la “competencia” se adelante… peeeeero está comprobado científicamente que una actividad nueva, una aventura placentera, un día sin redes sociales, una sorpresa de ti para ti o incluso estar ociosa por unas horas te encenderá tu creatividad. La falta de creatividad y rendimiento viene normalmente porque estás sobre saturada. Aunque a veces sea difícil de creer, sí eres merecedora de un descanso.

  1. Ponte límites

Creo que algo súper importante es ponerte horarios, por ejemplo, voy a agendar 1 hora de ejercicio al día 4 veces por semana y será como una reunión con un cliente, no se vale cancelarla. Voy a dormir de 11 p.m. a 6 a.m., no me voy a llevar trabajo a casa y menos a la cama. Me voy a dar una hora completa de comida. Recuerda que tú debes ser tu prioridad. No tengas miedo de rechazar proyectos que sinceramente no se alinean contigo, escucha a tu cuerpo…

  1. Lleva una dieta anti-estrés

Existen varios nutrimentos muy relacionados con la reducción del estrés, como a mí me urgía mejorar en un par de días, decidí consumirlos en forma de suplementos, pero si tú lo que buscas es algo preventivo, te diré en qué alimentos puedes encontrarlos en gran abundancia.

  • Complejo B

¿Por qué funciona? Diversos estudios han demostrado que el estrés crónico agota el ácido fólico, la vitamina B6 y la vitamina B12, mientras que la suplementación de complejo B podría ser una estrategia terapéutica en la reducción de estrés. Además, bajos niveles de vitaminas B están relacionados con una mayor incidencia de atrofia cerebral y degeneración.

Alimentos ricos en complejo B: Las vitaminas del grupo B se pueden encontrar en una amplia gama de alimentos como arroz integral, germen de trigo, levadura, carne, pescado, huevo, pollo y leche.

¿Cómo lo estoy tomando? Además de incluir en mi dieta los alimentos mencionados, estoy tomando 1 cápsula de Bedoyecta 2 horas después del desayuno.

  • Vitamina C

¿Por qué funciona? La vitamina C es un antioxidante que puede prevenir, inhibir o reparar los daños causados ​​por el estrés. Los niveles de vitamina C antioxidantes son particularmente altos en el cerebro y son necesarios para la transformación de la dopamina en noradrenalina, así como la producción de algunos neurotransmisores. Además, la vitamina C funciona sinérgicamente con vitaminas del grupo B y es vital para el metabolismo y la utilización de ácido fólico.

Alimentos ricos en vitamina C: frutas como las fresas, guayabas, jugo de limón, kiwi, mandarina, mango, melón, naranja, papaya, toronja; verduras como el chile, espinaca, perejil y pimiento.

¿Cómo lo estoy tomando? Además de incluir en mi dieta los alimentos mencionados, estoy tomando 1 gramo de vitamina C 2 horas después de la comida.

  • Magnesio

¿Por qué funciona? Este mineral ayuda a la relajación tanto muscular y del sistema nervioso. También excretamos mucho magnesio cuando estamos estresadas y la falta de magnesio está relacionado con antojos de azúcar y chocolate.

Alimentos ricos en magnesio: las nueces, semillas, cereales integrales, leguminosas, verduras y el pescado lo contienen en buenas cantidades, sin embargo, también te sugiero reducir el consumo de alcohol, cafeína y refresco, ya que contribuyen a la eliminación de magnesio.

¿Cómo lo estoy tomando? Además de incluir en mi dieta los alimentos mencionados, estoy tomando 500 mg de magnesio antes de dormir.

OJO, recuerda siempre consultar a un profesional de la salud antes de empezar a tomar cualquier cosa.

¿Alguna vez te has sentido igual? ¿Qué estrategias has utilizado para regresar a tu paz y salud física y mental? Me encantaría leerte. Escribe en comentarios #eligelomejor

Fuentes:

Reducing occupational stress with a B-vitamin focussed intervention: a randomized clinical trial: study protocol. Nutr J. 2014; 13: 122. Published online 2014 Dec 22. doi:  10.1186/1475-2891-13-122

Effects of vitamin and mineral supplementation on stress, mild psychiatric symptoms, and mood in nonclinical samples: a meta-analysis. Psychosom Med. 2013 Feb;75(2):144-53. doi: 10.1097/PSY.0b013e31827d5fbd. Epub 2013 Jan 29.

Compártelo  

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *