La comida no es un pecado

“¿Hay cheat meal?” “¿Hay cheat day?” “¿Qué pasa si peco?”.

Estas son algunas de las preguntas que nos hacen reflexionar de lo alejados que hemos estado lxs nutriólogxs de la salud ligada al disfrute.

Hacer “trampa”, “pecar”, “salirte de la dieta”, “comer algo prohibido” son sinónimos de restricción y en nuestra opinión, esa no es una manera sana de vivir.

Ese comportamiento te lleva a una frustración constante, a ansiedad con la comida, a un potencial desorden alimenticio, a pasarlo mal.

¿Entonces qué proponemos?

Un plan de alimentación que te permita:

  • Comer cuando sientas hambre.
  • Parar de comer cuando sientas saciedad.
  • Disfrutar tus alimentos favoritos de forma equilibrada.
  • Aprender nuevas formas ricas de incluir alimentos nutritivos y variados.
  • Comprender que la comida no debe ser tu única fuente regular de placer y satisfacción.

Y tú, ¿qué prefieres? ¿El camino fácil y rápido o el profundo, pero inteligente? Platícanos en comentarios.

Toda la info de nuestro #SistemaEligeNutrición está AQUÍ. ¡Es hora de hacer un cambio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio