3 pasos para empezar a hacer ejercicio (incluso sin motivación)

¿Quieres comenzar a hacer ejercicio, pero no has encontrado la motivación? ¡Este post es especial para ti!

1. EMPIEZA CON ALGO QUE DISFRUTES.

Tal vez ya trataste con la clase de zumba y te aburrió, o tal vez te chocan las pesas y el gimnasio, pero eso no quiere decir que sean las únicas formas de moverte, hay miles de posibilidades como bailar, pilates, yoga, bici, correr, caminar, nadar, box y un largo etcétera de opciones para todos los gustos.

2. PONTE UNA META MUY SENCILLA.

No necesariamente tienes iniciar con entrenamientos de una hora, de hecho, la OMS recomienda 30 minutos diarios de actividad física para estar saludables, así que no te pongas una meta muy ambiciosa. Cada intento y fracaso debilita tu autoestima y genera más resistencia mental para comenzar.

Comienza con algo mucho más fácil de lo que tú te consideras capaz de hacer, ¿qué tal que esta semana te propones iniciar con solo 10 minutos? Define tu primer meta lo más fácil que puedas, ya tendrás tiempo de ir aumentando la intensidad y de esta forma serás constante en automático.

3. CAMBIA TU PERSPECTIVA.

Empieza a ver el ejercicio como un momento para divertirte, para desestresarte y para desconectarte. El objetivo es que el ejercicio se convierta en un hábito divertido que te haga más feliz, no en una obligación para “perder peso”, “quemar calorías”, “ganarte el postre” o “tener un cuerpo fit”.

Piensa que cada que logras tu meta de hacer ejercicio:

  • Disfrutas de un momento exclusivamente para ti.
  • Te desestresas y liberas endorfinas.
  • Estás construyendo una versión más fuerte y saludable de ti.
  • Fortaleces tu corazón, tus pulmones, tu cuerpo y tu fuerza de voluntad.
  • Entrenas la confianza en ti mismx (lo que te permitirá alcanzar otras metas).

¿A ti qué es lo que te detiene a comenzar? ¡Platícanos en comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio