Fruta del monje o monk fruit, ¿es seguro y recomendable?

La fruta del monje es un endulzante sin calorías y natural, al igual que el estevia. ¿Sabes cuáles son sus pros y contras?

¿Qué es la fruta del monje?

Es una fruta redonda, pequeña y por dentro con una consistencia similar a la guanábana. Crece en el sur de Asia y se utiliza para hacer endulzantes bajos en calorías.

La fruta monje, llamada lo han guo, se ha utilizado por siglos en la medicina tradicional como digestivo y endulzante. Para obtener el endulzante, se eliminan las semillas y la piel, se machaca la fruta y se recolecta el jugo. Con ese jugo se obtiene un extracto que servirá para endulzar.

El extracto de fruta del monje es 200 veces más dulce que el azúcar de mesa (sacarosa). Eso significa que, con muy poca cantidad, puedes lograr sabores dulces con la intensidad que se necesita, según lo requiera el alimento.

¿Cuáles son sus pros?

  • No contiene calorías, por lo que es una buena opción para quienes quieren reducir su consumo de energía o bien de azúcar.
  • No deja un sabor amargo como la estevia
  • Se puede utilizar para cocinar y hornear ya que no pierde sus propiedades al exponerse al calor.
  • Está aprobado como seguro para el consumo por la FDA (Federal Drug Administration, EE.UU.). Esta institución revisa que todos los ingredientes y aditivos que van a nuestros alimentos sean seguros y no causen un riesgo a nuestra salud.
  • Se le atribuyen otros efectos anticancerígenos, pero solo encontré evidencia en estudios con animales.

¿Cuáles son sus contras?

  • Es carísimo, una bolsa de 400 g cuesta alrededor de $300.
  • Hasta la fecha no se han hecho estudios en humanos para evaluar sus efectos, aunque en Asia lleva usándose por siglos.

Conclusión

Como todos los sustitutos de azúcar, la fruta del monje puede formar parte de una alimentación adecuada y de un estilo de vida saludable.

No es la salvación a todos los males y no es imprescindible en la alimentación.

Fuentes:

Compártelo  
Categorías: Despensa inteligente, Tips

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *