¿Es malo tomar cerveza después de hacer ejercicio?

En un post anterior ya les había hablado de las bebidas ideales después del ejercicio, pero tras la frecuente pregunta de si el consumo de cerveza era malo después de hacer deporte, me di a la tarea de buscar información al respecto, llevándome una sorpresa: La cerveza puede ser rehidratante a pesar de contener alcohol, de acuerdo a un estudio llevado a cabo por el Departamento de Fisiología Médica de la Universidad de Granada y el Grupo de Inmunonutrición del CSIC en Madrid.

homero_cerveza-ejercicio

Los investigadores sometieron a 16 hombres SANOS a 60 minutos de ejercicio físico extenuante (correr al 60% de su capacidad máxima) y en condiciones de elevada temperatura (35ºC y 60% de humedad). Después del ejercicio perdieron en promedio 1.5-2 L de agua a través del sudor. Los participantes hicieron la misma prueba en 2 ocasiones, de forma aleatoria y separadas por 3 semanas una de otra. En una de las pruebas se hidrataban con agua (consumo libre) y en otra con 660 ml de cerveza + agua a demanda.

¿Qué encontraron?

Después de analizar una serie de parámetros indicativos del grado de hidratación, composición corporal, endocrino-metabólicos y psicocognitivos (coordinación, atención, discriminación, tiempos de percepción-reacción, campo visual…), susceptibles de verse influenciados por el alcohol que contiene la cerveza, inmediatamente después del ejercicio y 2 horas después, NO se encontró ningún efecto que la hiciera desaconsejable. El consumo moderado de cerveza (lo equivalente a 2 latas para los hombres) permitía recuperar las pérdidas de agua al menos en la misma medida que lo hacía el agua, y en algunos parámetros incluso ligeramente mejor, ya que aporta hidratos de carbono, vitaminas, electrolitos y antioxidantes.

NOTA IMPORTANTE

Antes difundir este mensaje quiero resaltar el término MODERADO, porque en este aspecto como en cualquier otro de la vida, la moderación es fundamental. Sin moderación, nada es saludable, ni las frutas y verduras, ni el ejercicio, ni el agua misma. Junto a la moderación también viene de la mano el sentido común. Si una persona tiene alguna enfermedad que contraindica el consumo de alcohol, no lo tolera bien, toma algún medicamento, es un niño, adolescente, persona de riesgo, embarazada o simplemente va a manejar, a realizar una actividad que pueda verse afectada por el alcohol, o se encuentra en plena competición, debe abstenerse SIEMPRE de consumir alcohol.

¿Conclusión?

  • Recuerda que si vas a hacer ejercicio menos de una hora es suficiente con que tomes agua natural.
  • Si el ejercicio dura más de 1 hora o lo realizas bajo temperaturas extremas, opta por otro tipo de bebidas que contengan hidratos de carbono (azúcares) y electrolitos (sodio, potasio). En este sentido el consumo MODERADO de cerveza puede ser saludable, rehidratante y placentero.
  • En este estudio NO se han encontrado efectos negativos en su consumo al compararlo con el consumo de agua. Sin embargo, aún hay muy poca evidencia al respecto por lo que falta profundizar y perfeccionar el conocimiento de este tema.

Fuente:

  • Jiménez-Pavón D, et al. Idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo de los deportistas. Madrid: Centro de Información de Cerveza y Salud; 2009.
Compártelo  
Categorías: Ejercicio, Hidratación, Tips

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *