La carragenina (aditivo alimentario). ¿Es dañina o no?

Si has comprado alguna vez leche de almendras o leche de coco, carnes, embutidos, puede que hayas notado un ingrediente llamado carragenina.

¿Qué es la carragenina?

La carragenina es un extracto de un alga roja utilizada en la industria de alimentos, principalmente por su capacidad para formar geles y dar textura a los productos.

¿Debemos evitarla?

No lo sé, ya que existe demasiada controversia y los estudios no son concluyentes.

La evidencia científica

Hay estudios en animales que aseguran que la carragenina puede tener un efecto inflamatorio, provocando problemas gastrointestinales, lesiones, incluso úlceras. Lo que pudiera llevar a tener un riesgo de padecer enfermedades inflamatorias del intestino (1).

También se ha encontrado asociación entre el cáncer gastrointestinal y carragenina en animales (1), sin embargo, no hay ningún estudio en humanos que pruebe esta asociación.

En la unión europea no está admitido como un aditivo en las comidas para bebes desde 1992 a pesar de que no han probado de manera contundente que puede causarles daños en su sistema inmune.

La carragenina está aprobada en México, EEUU y en Europa como aditivo sin restricciones (salvo en los productos para bebés de menos de 14 semanas). En cualquier caso, el debate sobre esta sustancia continúa actualmente.

¿Hay alguna dosis máxima recomendada?

 No, no se ha especificado una Ingestión Diaria Aceptable (IDA) por el Comité de Expertos en Aditivos Alimentarios de la FAO/OMS (JECFA), sin embargo, sí se indica que no se recomienda su uso en fórmulas lácteas para bebés.

¿En qué alimentos se encuentra la carragenina?

A pesar de que es un aditivo controversial, se sigue usando y añadiendo en muchos alimentos que están en los supermercados.

Actualmente, la carragenina se encuentra en leches vegetales, helados y productos lácteos congelados, postres, natillas, leches saborizadas, carnes, quesos líquidos o untables, bebidas de sabor, rellenos para panificación, vitaminas, suplementos, entre otros.

Conclusión

No hay pruebas suficientes para decir que la carragenina causa daños en la salud. La carragenina está aprobada en nuestro país, Estados Unidos y Europa, sin embargo, sí hay muchos estudios en su contra.

Por lo anterior, yo prefiero evitarla en la medida de lo posible (sin ser extremista). Si tú también quieres hacerlo, te invito a leer la lista de ingredientes de los productos que consumas y preferir los productos que no tengan la palabra carragenina / carragenanos o carrageenan (en inglés).

#EligeLoMejor

Fuentes:

  1. Review of Harmful Gastrointestinal Effects of Carrageenan in Animal Experiments. Joanne K. Tobacman. College of Medicine, University of Iowa, Iowa City, Iowa, USA. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1242073/pdf/ehp0109-000983.pdf
  2. Revisiting the carrageenan controversy: do we really understand the digestive fate and safety of carrageenan in our foods? Food Funct. 2018 Mar 1;9(3):1344-1352. doi: 10.1039/c7fo01721a. Epub 2018 Feb 22. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29469913
  3. Food additive carrageenan: Part I: A critical review of carrageenan in vitro studies, potential pitfalls, and implications for human health and safety. Crit Rev Toxicol. 2014 Mar;44(3):211-43. doi: 10.3109/10408444.2013.861797. Epub 2014 Jan 24. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24456237
  4. Food additive carrageenan: Part II: A critical review of carrageenan in vivo safety studies. Crit Rev Toxicol. 2014 Mar;44(3):244-69. doi: 10.3109/10408444.2013.861798. Epub 2014 Jan 28. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24467586
  5. CORNUCOPIA INSTITUTE: http://www.cornucopia.org/wp-content/uploads/2013/02/Carrageenan-Report1.pdf

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *