Distintos tipos de leche: vaca, soya, deslactosada, evaporada, en polvo

Hablando de leches cada vez hay más variedad. ¿De qué está compuesta cada una?

  • Leche de vaca: El básico. Nutrimentalmente, la leche se caracteriza por ser rica en calcio, proteínas y vitamina D, aunque el contenido de potasio no está en cantidades adecuadas por lo que no es mi alternativa favorita. ¿Cuál recomiendo más? La leche de cabra en su versión descremada o al menos semidescremada (si pulsas en el link sabrás por qué es mejor).
  • Leche de soya: Si bien no es estrictamente leche, en tiempos recientes ésta se ha popularizado como alternativa cuando hay intolerancias. Nutrimentalmente tiene la mitad de grasa que la leche entera, además de contener muy poca grasa saturada y no tener colesterol. Sin embargo, un punto en contra es que la calidad de las proteínas es más baja. ¿Puntos a favor? Es fuente de isoflavonas. Las isoflavonas son benéficas para las mujeres menopáusicas porque funcionan como si fueran estrógenos y ayudan reducir los malestares. OJO, en mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama no se recomienda su consumo.
  • Leche deslactosada: ¿Sabías que el 70% de la población mundial tiene intolerancia a la lactosa? La intolerancia es la deficiencia de una enzima llamada lactasa la cual en algunas personas empieza a disminuir progresivamente a lo largo de la vida, provocando inflamación y gases al momento de consumir leche. Para hacer a la leche más digerible, la industria la somete a un proceso en el cual “rompe” la lactosa en glucosa y galactosa, para que así el cuerpo no necesite romper esa molécula. Al igual que en la leche básica, existe la versión entera y descremada o “light”.
  • Leche evaporada: A la leche entera se le evapora el 60% del agua, o sea que se concentra la grasa, por lo que disminuye el tamaño de la porción.
  • Leche en polvo: A esta leche se le ha quitado el 95% del agua para volverla polvo y facilitar su transporte y almacenaje, por lo que prácticamente conserva los mismos nutrimentos que la leche básica si la rehidratamos con agua.

En la siguiente tabla podrás encontrar el contenido de calorías, grasa, proteína y calcio de cada una de estas versiones:

Compártelo  
Categorías: Despensa inteligente, Tips

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *