Productos light: ¿Cuáles sí y cuáles mejor no?

Para empezar, ¿qué son los productos light?

Internacionalmente, un producto que se denomina “light” es aquel que debe tener 30% menos calorías que su versión original, por lo que para poder hablar con propiedad de un alimento light es necesario que éste parta de un alimento que ya se encuentre en el mercado, pues sólo así podrá etiquetarse como tal.

Sin embargo, hay que recalcar que en México no está bien regulado este término, por lo que pueden existir en los supermercados mexicanos productos que no cumplan esta regulación, por ejemplo, de acuerdo a la PROFECO,  en general los refrescos cumplen con una disminución del aporte calórico de entre el 97-100%; las mermeladas de entre el 51-75%; las leches del 26-41%; las galletas del 3-9%, tortillas de harina del 21% y las mayonesas del 42- 83%. Como no siempre se cumple, tal es el caso de muchas marcas de galletas, es importante SIEMPRE leer las etiquetas para verificar la veracidad de la información.

¿Cómo se consigue esta reducción?

Un menor número de calorías se consigue al reducir o sustituir alguno de los componentes del alimento de referencia. Esto se hace bien al disminuir la cantidad de azúcar (sacarosa principalmente) y sustituirlos por edulcorantes no calóricos (sucralosa, aspartame, acelsufame K, éstos no aportan calorías, o reducir el aporte de grasas o emplear sustitutos de grasas (incluso agregar más azúcar para no sacrificar el sabor, por lo que acaba saliendo peor).

¡PONTE VIVA!
  • Para no ser engañados, hay que poner atención a las leyendas. Muchas veces dicen sin azúcar y esto se malinterpreta ya que algunos alimentos sustituyen el azúcar (sacarosa) por fructosa o glucosa, que también aportan calorías. Otros pueden inducir al error, como en el caso de los cereales, que por naturaleza son energéticos, y al incluir ciertas imágenes o leyendas, inducen a pensar que se trata de productos menos calóricos, indicados para cuidar la línea, cuando NO es así.
  • Hay que tener en cuenta que aunque un alimento se ostente como light no siempre significa que su aporte calórico es bajo, por lo que a pesar de ser light, se debe controlar su consumo.
  • Los productos light NO adelgazan. Con esta creencia, se consumen en exceso lo que implica un incremento de peso, incluso hasta mayor que si se hubieran consumido los productos originales. Comiendo menos cantidad de algunos alimentos y cocinando de manera adecuada, se consigue reducir la ingestión de grasas y de azúcares sin necesidad de optar por los alimentos light.
¿Cuáles si y cuáles mejor no?

Los únicos productos “light” que yo “recomiendo” son los lácteos como leche, yogurt y quesos, ya que se consumen de forma regular (incluso todos los días) y las  cantidades de grasas saturadas que aportan son bastante significativas. Elige mejor las versiones descremadas o semidescremadas sin edulcorantes artificiales añadidos.

¿Los niños los pueden consumir?

A EXCEPCIÓN de los lácteos descremados o semidescremados a partir de los 3 años, este tipo de productos NO se recomiendan para los niños ya que se encuentran en una etapa de crecimiento, donde necesitan energía y nutrimentos para crecer y desarrollarse correctamente. Si se sustituyen muchos de los alimentos convencionales por sus versiones light puede haber riesgo de carencia de nutrimentos esenciales.

Otras leyendas…

En la industria, además de light, se utilizan otros términos como “bajo en calorías”, “bajo en grasa”, “reducido en sodio”, “rico en fibra”, los cuales muchas veces pueden ser confusos y engañosos. Para entenderlos y no dejarse apantallar por el slogan, te comparto lo que verdaderamente quieren decir:

productos-light

Fuentes

  • Norma Oficial Mexicana 086. Bienes y Servicios. Alimentos y Bebidas no alcohólicas con modificaciones en su composición
  • Revista PROFECO. Estudios de calidad de productos light. 2012.
Compártelo  
Categorías: Despensa inteligente, Tips

2 comentarios

  1. Yuri Carbajal
    10 junio, 2015

    O sea que para variar en México es más fácil que nos timen con estas cosas…

    Muchas gracias por la tabla del final, entonces etiquetas como “sin calorías” o “sin sodio” o “sin loquesea” realmente quieren decir que de hecho SI tienen, pero nada más poquito…

    Algo curioso que he visto con los productos light es eso mismo que comentas María, creyendo que son light terminan consumiendo más cantidad y al final se meten más calorías al cuerpo jejeje

    Pero al menos hay sitios como el tuyo que nos sacan a los demás de las dudas, gracias por eso 🙂

    Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *