¿Nuestros genes determinan si engordamos o no?

6965372-madre-obesa-y-su-hijo-caminando-sobre-un-trazado-de-bosque-en-una-preciosa-dia-de-verano

Lo que comemos, cómo dormimos, el ejercicio que hacemos… puede cambiar nuestros genes y nuestro destino, es decir, que NO estamos predestinados.

Durante muchos años  se pensaba que si teníamos en nuestro ADN un alelo de un gen o una mutación de una enfermedad o fenotipo particular (obesidad, celulitis, por ejemplo), irremediablemente la padeceríamos, sin embargo, hoy en día se sabe que esto no tiene que ser así. En nuestro genoma pueden existir alelos que codifican enfermedades que NO se lleguen a expresar en ningún momento de la vida, es decir, que los genes están sujetos a interruptores que los encienden y apagan. El estudio de estos interruptores génicos se denomina epigenética, en otras palabras, la epigenética NO cambia el ADN, pero sí decide bloquear o no la expresión de ciertos genes.

¿Entonces podemos modificar nuestros genes comiendo sanamente? ¡Sí!, por ejemplo, en un estudio realizado en 60 mujeres (20 con peso normal, 20 con sobrepeso y 20 con obesidad) observaron que la manera de expresarse del gen CLOCK (reloj) aumentaba con la obesidad. Este gen, junto con otros genes de la misma familia, pone en hora a nuestro cuerpo. Cuando no se expresa bien, hay mayor tendencia a la obesidad, a presentar peor calidad del sueño y a acumular más grasa en el abdomen. Los resultados mostraron que las mujeres que “picaban” con frecuencia, comían rápido o comían cuando estaban aburridas, llegaban a “bloquear” el gen CLOCK, hasta ¡12 veces más!, lo que dificultaba su funcionamiento.

Pero, ¿sabes qué es lo mejor? Que este bloqueo en el ADN es REVERSIBLE, o sea que si durante un tiempo dejamos de picar entre comidas, de comer cuando estamos aburridos o empezamos a comer más despacio, “desbloquearemos” este gen CLOCK, haciendo que se exprese mejor,  lo que nos ayudará a estar más delgados, dormir mejor y a estar más sanos.

Fuente

  • Milagro FI, et al. CLOCK, PER2 and BMAL1 DNA methylation: association with obesity and metabolic syndrome characteristics and monounsaturated fat intake. Chronobiol Int. 2012; 29 (9): 1180-94.
Compártelo  

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *