Mitos y realidades del sodio

¿Sal y sodio son lo mismo?

¡NO! El sodio es el nutrimento, la sal es el alimento. La sal contiene sodio, potasio y otros minerales que el cuerpo necesita para funcionar correctamente, y la sal es lo comemos como tal.

¿La sal “engorda”?

¡NO! La sal no aporta calorías, pero en exceso favorece la retención de líquidos, lo que puede llevar a elevar la presión arterial y agravar el estado de salud en personas con insuficiencia cardiaca, renal o cirrosis.

¿El sodio es malo?

Con moderación ¡NO!, el cuerpo lo necesita para controlar la presión arterial y el volumen de la sangre, además ayuda a que los músculos y nervios funcionen apropiadamente.

¿Sólo la sal tiene sodio?

¡NO! El sodio también se añade a diversos productos industrializados de diferentes formas: glutamato monosódico, nitrito de sodio, sacarina de sodio, bicarbonato de sodio, benzoato a sodio. ¡OJO! La sal añadida a alimentos procesados contribuye aproximadamente al 80% del consumo total de sal.

Sodio: ¿estás consumiendo demasiado?

En México el consumo promedio de sodio es de 4400 miligramos al día (11 gramos de sal), cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda limitarlo a 2300 mg, es decir, 5.75 gramos de sal (1 cucharada).

Si consumes muchos alimentos procesados, comida rápida, embutidos (tocino, jamón, salchicha), lo más seguro es que la respuesta sea SÍ. Si este es tu caso, empieza por cambiar algunas elecciones a lo largo del día:

  • Come más alimentos frescos y menos productos que vengan empacados.
  • Revisa y compara las etiquetas. Leyendo encontrarás que casi todo lo que comes tiene sodio, aunque ni siquiera sean alimentos salados (por ejemplo, checa el contenido de sodio en los cereales de caja).
  • Retira el salero de la mesa, sobre todo si tienes el mal hábito de añadirle sal a los alimentos incluso antes de probarlos.
  • Limita el uso de condimentos que contengan sodio. ¡Los consomés de cubito son los peores!
  • Elimina la sal de las recetas cuantas veces sea posible, en su lugar utiliza especias como pimienta, hierbas de olor, ajo, cebolla, perejil, cilantro, etc…
Compártelo  

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *