Bowl de salmón

¿Por qué comer una aburrida ensalada si puedes preparar un gran bowl?

Si sigues estos 5 pasos seguro que no fallas y obtienes un platillo súper equilibrado.

  1. Elige una base verde, como lechuga, arúgula, kale o espinacas.
  2. Añade color con más verduras como zanahoria, betabel, pepino, jitomate, calabaza, cebolla morada, champiñones, pimiento, jícama…
  3. Agrégale una proteína de origen animal o vegetal como salmón, atún, pollo, pechuga de pavo, queso, garbanzos, lentejas, edamames…
  4. Incluye grasas buenas como aguacate, ajonjolí, semillas de girasol, nueces picadas, cacahuates tostados, almendras fileteadas…
  5. No le quites lo “light” a tu ensalada con el aderezo. Elige los que están hechos a base de vinagre y aceite mezclados con hierbas, especias.

La de hoy lleva:

  1. Base verde: Espinaca (verdura)
  2. Color: Jitomate cherry, pepino, cebolla morada, pimientos de colores (verdura)
  3. Proteína: Salmón asado con sal, limón, pimienta y romero
  4. Carbohidrato: Quinoa con arroz
  5. Grasas buenas: Aguacate
  6. Aderezo: Vinagreta casera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *