Aceite de coco: Mitos y realidades

Durante mucho tiempo se habló mal de él por su alto contenido de grasa saturada, sin embargo, el aceite de coco ha ganado muchos fans en los últimos años. ¿Qué beneficios tiene? ¿Es mejor que otros aceites para cocinar? Sigue leyendo…

El aceite de coco se deriva de la carne del coco y al igual que otros aceites como el de oliva, existe la versión extra virgen que generalmente se extrae sólo por prensado en frío, o la versión refinada que se extrae usando calor, productos químicos y disolventes, que aumentan el rendimiento, abaratan costos y disminuyen su calidad nutrimental.

¿Qué ventaja presenta sobre otros aceites?

El aceite de coco como es casi sólido a temperatura ambiente, es una alternativa a la mantequilla o manteca, con la ventaja de que el tipo de grasas saturadas que contiene NO son perjudiciales para la salud. Su principal componente es el ácido láurico, un agente que posee propiedades antivíricas, antibacterianas y antimicóticas.

Un estudio sugiere que la suplementación con aceite de coco (2 cucharadas al día), acompañado de una dieta baja en calorías y ejercicio regular, puede dar como resultado una reducción de la circunferencia del abdomen (esto no ocurrió en las mujeres que siguieron la misma dieta y rutina de ejercicio, pero consumieron aceite de soya en lugar de aceite de coco). ¿Por qué? Porque el aceite de coco está compuesto por grasas de cadena media, que a diferencia de las grasas de cadena larga, se metabolizan más fácilmente en el hígado para transformarse en energía, en lugar de ser almacenadas.

Otra ventaja en comparación con el de canola, soya y maíz es que no está modificado genéticamente (transgénico), igual que el aceite de oliva; y a diferencia de muchos otros aceites vegetales, el aceite de coco extra virgen contiene fenoles, un tipo de antioxidante, que protege a las células del envejecimiento. ¡OJO!, como toda grasa, es alta en calorías y no es recomendable abusar de su consumo.

¿Qué desventaja posee?

Contrario a lo que muchos difunden, que el aceite de coco por ser grasa saturada aguanta temperaturas de cocción más altas, el aceite de coco extra virgen posee un punto de humo ligeramente menor que la temperatura a la cual se cocinan los alimentos. Su punto de humo es de 177°C, y un aceite apto para cocinar deberá tener un punto de humo entre 180-200°C, razón por la cual hay que tener cuidado que no se queme cuando se utiliza en preparaciones calientes. 

¿Para qué se puede utilizar?

Tener un frasco de aceite de coco extra virgen en casa para uso ocasional podría ser buena idea. Ocúpalo para darle sabor a tus smoothies o para untar en un pan tostado. También es excelente como mascarilla para el cabello y como crema para rasurar, pues deja la piel suave, oliendo rico y sin irritaciones.

¿Qué marca de aceite de coco comprar?

En México cada vez hay más alternativas, sólo revisa que la marca que elijas sea extra virgen (no refinado), sin químicos agregados (por ejemplo, hexano), no hidrogenado, no blanqueado, no desodorizado y de preferencia, orgánico. Algunas marcas disponibles en el mercado son:

  • Aires de Campo orgánico extra virgen
  • Enature orgánico extra virgen
  • Cococare extra virgen
  • Calahua extra virgen
  • Hain Pure Foods orgánico

Fuentes:

  • Assunção ML1, et al. Effects of dietary coconut oil on the biochemical and anthropometric profiles of women presenting abdominal obesity. Lipids. 2009 Jul; 44(7):593-601.
  • Lawrence GD. Dietary fats and health: dietary recommendations in the context of scientific evidence. Adv Nutr. 2013 May 1; 4(3):294-302.
  • Este Aceite De Cocinar es un Destructor de Virus y Un Antibiótico. Dr. Mercola. 2010.

Posts relacionados: ¿Qué aceite usar para cocinar?

Compártelo  
Comentarios desactivados en Aceite de coco: Mitos y realidades
Categorías: Despensa inteligente, Tips

Comentarios cerrados.