Dietas “milagro”

¿A qué llamamos dietas “milagro”?

A los planes de alimentación que ofrecen una reducción rápida de peso sin esfuerzo ni ejercicio.

¿Funcionan?

¡NO!, en muchas ocasiones se logra una reducción rápida de peso, pero la pérdida será temporal. Lo que sueles perder es sólo agua y no grasa, y además favorecen que el metabolismo trabaje menos y le cueste más trabajo “quemar” calorías.

¿Qué daños pueden traer?

Como son poco variadas y/o deficientes en cantidad y/o calidad, pueden provocar deficiencias de uno o más nutrimentos esenciales para la salud, por ejemplo:
  • Si eliminan los cereales (pan, pasta, tortilla), tendrás deficiencias en el consumo de fibra y vitaminas del complejo B
  •  Si es baja en frutas, probablemente será baja en fibra y vitaminas
  • Si es alta en grasa, aumentará el colesterol en sangre
  • Si es alta en proteína aumentará los niveles de ácido úrico y pueden poner en peligro el funcionamiento de los riñones
  • Si eliminan todos los hidratos de carbono (nada de fruta, pan, pasta, arroz, tortilla, azúcar) puede causar varios problemas: desde dolores de cabeza, falta de energía, mal humor, ansiedad, hipoglucemia, mal aliento, hasta llegar a causar un estado de cetosis que es muy peligroso para el cuerpo.
  • Además de los daños físicos, pueden llegar a provocar daños emocionales como frustración ya que promueven un círculo vicioso de dieta-rebote-dieta, lo que baja la autoestima y causa trastornos.

 ¿Por qué provocan el “efecto rebote”?

La baja de peso será temporal ya que no son medidas que se puedan llevar por mucho tiempo. Suelen ser monótonas y aburridas, provocar ansiedad, lo que aumenta el riesgo de caer en un atracón de comida. Esto ocasiona que al volver al estilo de alimentación que tenías antes de empezar, recuperes todo el peso perdido e incluso unos kilos extra porque el metabolismo se ha acostumbrado a funcionar con cantidades de energía menores a las que el cuerpo necesitaba.

Conclusión

NO existen los milagros. Para bajar de peso y estar sano hay que cambiar el estilo de vida y comenzar a cambiar hábitos alimenticios.

Ejemplos de dietas “milagro”:

·         Atkins
·         Licuados de proteína
·         Dieta de la luna
·         Dieta “detox”
·         Dieta de la sopa de col
·         Dieta cetogénica
·         Dieta anticelulitis
·         Dieta del helado
·         Dieta de la alcachofa
·         Dieta de la toronja…
¿Has probado alguna de éstas? ¿Cuál fue tu experiencia?
Sígueme en Twitter y Facebook.
Compártelo  

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *