Dietas DETOX: ¿necesarias en esta época del año?

Las dietas DETOX son un clásico de esta época del año y parten de la idea equivocada de que “tenemos que depurarnos”. ¿En qué consisten? ¿Aceleran el proceso de desintoxicación? ¿Cuáles son sus pros y contras? Descúbrelo a lo largo de este post #eligelomejor

En estos días todo mundo quiere estar delgado, con el menor esfuerzo y en el menor tiempo posible. Desafortunadamente, quienes buscan eso suelen tomar medidas que implican riesgos para la salud y que además no tienen resultados permanentes, en principio, porque no se enfocan en cambiar hábitos, son sólo medidas temporales.  

¿En qué consisten?

Hay muchas y por tanto sus características son diversas, pero en general consisten en un programa de 3 o hasta 10 días en donde no comes nada y todos los nutrimentos los obtienes a través de 6 jugos diarios hechos a base de frutas y verduras, y se venden bajo la premisa de que “depuran” el cuerpo.

detox

Pero, ¿tenemos que depurarnos o desintoxicarnos?

¡Claro!, pero para eso tenemos una máquina perfecta llamada cuerpo humano, el cual realiza estas funciones diariamente sin que se lo pidamos. Contamos con órganos específicos que cumplen esa función: el hígado y los riñones filtran y eliminan las sustancias tóxicas a través de la bilis y orina, el tracto gastrointestinal elimina desechos sólidos, los pulmones eliminan desechos gaseosos, y la piel elimina toxinas por medio del sudor.

NO HAY EVIDENCIA CIENTÍFICA que respalde que una dieta DETOX acelere el proceso natural de desintoxicación, sin embargo, hay personas que aseguran que se sienten mejor después de haber seguido este tipo de dietas. ¿A qué se debe? Si una persona elimina el consumo de azúcares y harinas refinadas, no consume alcohol, no fuma, come más frutas y verduras, toma más agua natural y/o tés… ¡obviamente su cuerpo se lo agradecerá!, es decir, no hace falta seguir ninguna dieta DETOX, lo que se aconseja es seguir una dieta saludable la mayor cantidad de tiempo posible, pero una dieta saludable que NO elimine ningún grupo de alimentos, ya que estas dietas basadas en jugos no aportan proteínas ni grasas, esenciales para el buen funcionamiento del organismo.  

¿Cuáles son los pros?

  • Pueden representar el primer paso para una vida más saludable, de hecho, he sido testigo de casos que comienzan con una dieta DETOX de pocos días (diría que nunca hagas una que dure más de 3) y después, su motivación es tan alta que empiezan a adoptar otras estrategias que los llevan a una vida más saludable. OJO, niños, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y personas con diabetes por favor NUNCA la hagan.
  • Son ricos en vitaminas y minerales, ya que consumes una gran cantidad de frutas y verduras de una manera práctica, sobre todo será una ventaja si eres de los que “no tienen tiempo para nada”.

 ¿Cuáles son los contras de seguir una dieta DETOX?

  • Más que perder grasa, perderás agua y músculo. Este tipo de dietas deshidrata; los testimonios refieren que los hacen ir al baño cada dos horas, incluso en la noche, además, un efecto secundario muy común es la diarrea. La masa muscular comienza a perderse ya que las proteínas disponibles se utilizan como fuente de energía y no para reparar o mantener el tejido.
  • El efecto “rebote”. Es muy frecuente que, a los pocos días de concluir el DETOX se recuperen los kilos perdidos e, incluso, algunos de más ¿A qué se debe? Como mencioné en el punto anterior, se pierde agua y masa muscular. El agua regresará a sus valores normales y como hay menos músculo, se dificulta la combustión de las grasas. Los efectos pueden ser peores si regresaras a tus malos hábitos.
  • Al ser tan bajas de energía (calorías), es común que experimentes cansancio, dolores de cabeza, mareos, debilidad, irritabilidad, entre otros.
  • Al ser una dieta baja en fibra (los jugos en general carecen de ella), grasas y proteínas, su absorción es rápida y la saciedad que brindan es mínima, por lo que es probable que estés con hambre y de mal humor la mayor parte del día.
  • Y por si fuera poco, este tipo de programas son carísimos, cuestan entre $2000 y $5000 pesos dependiendo del número de días. Si analizas el costo de sus paquetes te das cuenta que pagas por un jugo $111 pesos, ¿cuánto costaría hacerte un jugo verde en las mañanas en casa? Este tipo de negocios no serían exitosos si no fuera por nuestra flojera.

Conclusión

Las dietas DETOX a base de jugos están en boga, sin embargo, no hay evidencia científica que respalde las alegaciones que se le atribuyen. De hecho, la escuela de medicina de la Universidad de Harvard asegura que este método “natural”, famoso para “purificar” el cuerpo, no es más que una moda sin respaldo.

Por último, quiero recalcar que no se trata de satanizarlas, si te llama la atención puedes hacer una de 3 días para ver qué se siente, pero ten en cuenta que no son una receta mágica para perder peso y que si después de seguirla no continúas con hábitos saludables habrá sido sólo un esfuerzo en vano.

¿Prefieres seguir un plan sano y equilibrado que se adapte a tus gustos y estilo de vida? ¡Contáctame! Me encantaría ayudarte.

Fuentes:

  • Klein AV, et al. Detox diets for toxin elimination and weight management: a critical review of the evidece. J Hum Nutr Diet. 2014.
  • Axtell S, et al. Detoxification Diets: Three Pilot Studies. Townsend Letter. 2013. p. 97-102.
Compártelo  

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *